Fiat

Búsqueda

Ediciones Anteriores

Banner
Banner
Fiat Mater Unitatis

 

 

Un sitio de:





La vida sobrenatural
Pactar con su mala conciencia PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:16

AddThis Social Bookmark Button

No digas que escuchas la voz de tu conciencia: ¿tienes aún una conciencia a la que seguir? (C. E 109).

Leer más...
 
«Quisiéramos gritar: ¡Dios!» PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:15

AddThis Social Bookmark Button

Pablo plantó, Apolo regó, pero quien hizo crecer fue Dios (cf 1 Co 3,6) (C. E 113).

Leer más...
 
¿Qué recompensa quieres? PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:14

AddThis Social Bookmark Button

Alégrate de tus éxitos, pero da gracias al Señor cuando otros tengan más éxito que tú (C. E. 105).

Leer más...
 
Para gloria de Dios PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:12

AddThis Social Bookmark Button

Te pasas todo el día en la iglesia. ¿Pero eres, por eso, más virtuoso? Aún sigues discutiendo los pros y los contras, reaccionas según la sabiduría del mundo y en función de tu amor propio... Santiago y Juan llevaban mucho tiempo acompañando a Cristo cuando el Señor les dijo: «No sabéis de qué espíritu sois» (Lc 9,55) (C. E 108).

Leer más...
 
Una gracia: poder prepararnos para la muerte PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:09

AddThis Social Bookmark Button

No me digas que escuchas la voz de tu conciencia. ¿Tienes aún una conciencia a la que seguir? (C.E. 109).

Leer más...
 
El santo de la juventud PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:08

AddThis Social Bookmark Button

Lo que es una locura a los ojos de los hombres es sabiduría a los ojos de Dios (1Co 1,27; 3,19) (C.

Leer más...
 
El papa de la cruz PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:07

AddThis Social Bookmark Button

¡Ay de ti si los hombres te alaban y Dios te censura! Dichoso tú, si los hombres te insultan, te calumnian y te maldicen, pero Dios te alaba, pues tuyo es el Reino de los cielos (C. E 102).

Leer más...