Fiat

Búsqueda

Ediciones Anteriores

Banner
Banner
Fiat Mater Unitatis

 

 

Un sitio de:





La oración
El diablo se santigua PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:41

AddThis Social Bookmark Button

Debes orar siempre y en todas partes. Así nos lo ha dicho Jesús: Orad sin cesar (Lc 18,1) (C. E 123).

Leer más...
 
El monje Siluane PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:38

AddThis Social Bookmark Button

A los ojos de Dios, la acción sin la oración no sirve de nada. De todos modos, las máquinas dan mejores rendimientos que tú... (C. E. 118).

Leer más...
 
¡Padre! ¡Hijo! PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:36

AddThis Social Bookmark Button

El Señor nos ha enseñado una plegaria para ayudarnos a orar. Pero lo esencial es el encuentro entre el Padre y su hijo y el diálogo que se entabla entre ellos. «Tú, cuando ores, no te preocupes por lo que tienes que decir. Entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre en lo escondido. Y él, que lo ve todo, escuchará tu oración» (Mt 6,6). Poco importa la forma de tu oración, lo único que cuenta es el intercambio afectivo entre un Padre y su hijo (C. E 127).

Leer más...
 
Si me conviene para la salvación PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:32

AddThis Social Bookmark Button

La oración, en alguien que aún no se ha adherido a la fe, es una señal muy buena. Empezar a orar es empezar a creer (C. E 137).

Leer más...
 
El ejemplo del cardenal Gilroy PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:30

AddThis Social Bookmark Button

La oración es el cimiento de la vida espiritual. Al orar, te unes a Dios, te comunicas con él. La bombilla no ilumina si no está conectada al generador eléctrico (C. E 120).

Leer más...
 
Una comunidad en oración PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:28

AddThis Social Bookmark Button

«Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos» (Mt 18,20). Estas palabras de Jesús se han hecho realidad muy viva en aquellas comunidades orantes —y son muchas—que, a pesar de estar a miles de kilómetros de un sacerdote, siguieron reuniéndose con perseverancia en medio de peligros y en total aislamiento (C. E 124).

Leer más...
 
Orar por el enemigo PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:26

AddThis Social Bookmark Button

Las oraciones de la liturgia son las que más le agradan al Señor, pues son palabras de la Sagrada Escritura a la vez que la oración de la Iglesia, cuerpo místico de Cristo. Para orar, sírvete del misal, del salterio, de tu libro de oraciones (C. E 128).

Leer más...
 
El santo que abría el sagrario PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:25

AddThis Social Bookmark Button

¿Crees tú en el poder de la oración? Medita estas palabras del Señor: «Os lo aseguro: pedid y recibiréis, buscad y encontraréis, llamad y os abrirán» (Lc 11,9). ¿Conoces alguna compañía de seguros que ofrezca semejantes garantías? (C. E 121).

Leer más...
 
El anciano de Ars PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:22

AddThis Social Bookmark Button

¿Crees que los niños no pueden todavía hacer nada por la Iglesia, y que los enfermos son ya incapaces de ello? ¡Sal de tu error! Después de la oración oficial de la Iglesia, la suya es la que más le agrada a Dios. Hay que decírselo a ellos (C. E 141).

Leer más...
 
La oración de san Francisco PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Cardenal Van Thuan   
Sábado 13 de Febrero de 2010 15:21

AddThis Social Bookmark Button

En primer lugar, la oración; luego, el sacrificio; sólo después viene la acción (C. E 119).

Leer más...