1. En el Camino de la Esperanza Imprimir
Escrito por Card. Fco. Xavier Nguyen Van Thuan   
Viernes 17 de Septiembre de 2010 09:44

AddThis Social Bookmark Button

 Es el camino de la Esperanza; hermoso como la esperanza que lo ilumina. ¿Cómo no tener esperanza si caminas con Jesús y vas al Padre?

SI ESTÁS ATADO, AUNQUE SEA CON UNA CADENA DE ORO,

NO PUEDES PONERTE EN CAMINO.

1. El Señor te ha colocado en este camino para que te pongas en marcha y “des mucho fruto” (cf. jn 15,16).

Es el camino de la Esperanza; hermoso como la esperanza que lo ilumina. ¿Cómo no tener esperanza si caminas con Jesús y vas al Padre?

2. El secreto de este camino es triple:

1. Partir: “Renunciar a uno mismo

2. Hacer la tarea: “Tomar la propia cruz cada día”

3 Perseverar “Seguir al Maestro”

3. Si has renunciado a todo sin renunciar a ti mismo, en realidad no has renunciado a nada, porque poco a poco volverás a apegarte a todo lo que habías dejado.

4 Abraham emprendió el camino con la esperanza de la Tierra Prometida. Moisés partió con la esperanza de liberar de la esclavitud a su pueblo. Jesús mismo se puso en marchar bajó del cielo con la esperanza de salvar a los hombres.

5. Si dejaste tu casa y te alejaste de muchos lugares, pero llevas contigo al “hombre viejo” y todos sus defectos, hubiera sido mejor que te quedaras en tu casa.

6. Los santos son los “locos de Dios”. Los sabios de este mundo nunca llegan a ser santos.

7. Los que se ponen en marcha se ríen de la opinión del mundo y de sus rechiflas. Los tres magos salieron esperando encontrar a su salvador y lo encontraron. Francisco Javier partió con la esperanza de salvar almas y las encontró. María Goretti salió dispuesta a resistir la tentación y encontrar al Señor; y lo encontró.

8. Perder para ganar. Morir para vivir. Dejar para volver a encontrar. Los reyes magos afrontaron peligros y burlas. Francisco Javier soportó el alejamiento de los suyos, la pérdida de sus bienes y la privación de su bienestar. María Goretti sacrificó su vida.

9. Avanza en el camino de la esperanza sin dejarte conmover por los llantos a tu alrededor, como San Pablo: “Me aguardan prisiones y tribulaciones”; y como Jesús: “Subo a Jerusalén para sufrir la pasión”.

10. Riqueza o pobreza

Reproche o elogio

Gloria o deshonor

Nada tiene importancia cuando uno se ha puesto en el camino de la feliz esperanza y cuando se aguarda el regreso de Jesucristo, nuestro Salvador.

11. “Yo soy la verdad” (Jn 14,6) ¡No los periódicos, la radio o la televisión! - ¿Qué es la verdad?

12. Camina, camina, camina sin cesar, decididamente, sin ceder a nada. Nadie acompaña al que se queda atrás.

13 No cedas nada a la carne, no cedas nada a la pereza, no cedas nada al egoísmo. No llames negro lo que es blanco, malo lo que es bueno, ni deshonesto lo que es honesto.

14 Dices que todo es mas o menos lo mismo y que estas listo para cualquier compromiso. Entonces ¿por qué ruta vas a caminar? ¿Te vas a unir a varias Iglesias? ¿Te vas a acomodar a todas las morales y vas a ajustarte a todas las conciencias?

15. No ceder, no es orgullo ni amor propio ni obstinación. No ceder es amar, sin desfallecer, el propio ideal.

16. Acepta ceder tu dinero, tus títulos, tu vida con tal de mantener firme tu ideal, tu honor, tu fe. ¡Nunca al revés, porque perderías todo!

 
Joomla SEO powered by JoomSEF